Viaje solidario

0
167

¡Hola, almas nómadas! ¿Cómo están hoy?

Cuando leí el artículo de mi compañera Sara González en esta misma revista, titulado “Verano y Voluntariado”, me sentí muy identificada con un tema que hace mucho que contemplo.

Quiero proponer mediante el presente artículo a mis lectores viajeros una idea que puede ayudar a toda una sociedad y hacer un gran cambio: un viaje solidario.

Al planear nuestras vacaciones, podemos ver qué se necesita hacer en el lugar al que vamos y, coordinándolo con nuestros intereses, deseos y capacidades, podemos ponernos manos a la obra y ofrecer nuestra ayuda en ese rincón del mundo. Así, no solo estaremos ayudando a los demás, sino que haremos de nuestra experiencia de viaje una muy enriquecedora y educativa, porque estaremos viviendo la cultura de ese lugar y aprendiendo muchas cosas que tal vez ni sabíamos. Ayudando a los demás nos ayudamos a nosotros mismos.

Plataformas como “hacesfalta.org” nos dan un gran abanico de opciones para elegir la que más se ajuste con nuestros intereses y posibilidades. Incluso podemos ayudar desde nuestro propio lugar, a distancia, y es una pequeña forma de viajar también y conocer otras culturas y necesidades, otros problemas y otras soluciones, que luego podemos aplicar en nuestra propia vida y cultura. Hay mucho para hacer, y al tiempo que disfrutamos de un viaje, podemos hacer que otros disfruten de nuestra presencia allí y volverla aún más significativa, afectando al mundo de mil maneras positivas.

A ustedes, ¿qué les gustaría hacer? ¿A dónde irían y qué harían allí solidariamente? Todos tenemos algo enriquecedor que aportar, y nos llevaremos un grato recuerdo, al tiempo que crearemos uno igualmente lindo en otras personas que recordarán nuestra presencia. Y eso es el recuerdo más bonito que nos llevamos de un viaje, ¿no?

Compartan sus sugerencias en los comentarios porque de verdad necesito leerlas para inspirarme y decidir de qué forma colaborar en mi próximo viaje. 🙂

Compartir
Artículo anteriorArdiente sinrazón
Artículo siguienteSÍNDROME POSTVACUNACIÓN 1/3
Alejandra de Picciotto
Alejandra de Picciotto, cuyo pseudónimo literario es Alura, es una nómade del Cielo. Nacida en una pequeña localidad del oeste suburbano de Buenos Aires, en Argentina, actualmente se desempeña como Auxiliar de Vuelo, aunque su primera carrera fue como Docente, Profesora de Inglés, que sigue ejerciendo simultáneamente de distintas formas. También es Coach, escritora y bloggera en www.aluratravels.com . Cuando no está volando, está tratando de cumplir sueños en la tierra, porque tiene la gran convicción de que los sueños se han hecho para cumplirse. "Amo las historias de sueños cumplidos" :)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here