Trabajemos juntos

2
273
Antes de leerlo, puedes musicalizar la lectura de este artículo con este video que expresa un mensaje muy importante: https://www.youtube.com/watch?v=y_JAlTxc1k4

Dicen que las alegrías compartidas se multiplican, y que todo retorna potenciado. Y cuanto más viajo, más lo compruebo y más cuenta me doy de que las fronteras no existen, somos todos uno mismo, y puedo darle un significado a varias cosas que antes no entendía, puedo comprenderlas y saber por qué y para qué ocurrieron en mi vida…

Se considera una ley cósmica que lo que damos es lo que recibiremos, que lo que cosechamos es lo que previamente sembramos… Y aunque seamos escépticos acerca de esto, sí podemos comprobar fehacientemente que ayudando a otros hacemos un mundo mejor, con más armonía.

Siempre que viajo, y me siento perdida, alguien local me ayuda. Y ese gesto siempre me hace recuperar la fe en la humanidad, y comprobar una vez más la magia de viajar. Me gustaría poder hacer sentir a otros esa misma esperanza que me hicieron sentir a mí, me gustaría poder ser como aquellas personas que me ayudaron, y ser recordada por alguien debido a esos gestos, porque aunque haya sido algo pequeño, me ayudaron cuando lo necesité y me representó una gran diferencia positiva. Quiero ser esa diferencia positiva para alguien y poder hacerle ver la magia de viajar.

Hoy te propongo que hagamos esta historia juntos. Y que a un próximo artículo lo podamos escribir en conjunto. Te invito a que trabajemos juntos para viajar y ayudar a alguien de la cultura que visitemos, o ayudemos a alguien en nuestro país, de la manera que podamos: acompañando a alguien en alguna situación, orientándolo en su camino, ayudándolo en algo que necesite para facilitarle su viaje por esta vida. Porque de esa forma nos ayudamos a nosotros mismos, y creamos un mundo más feliz. Después de todo, todos somos viajeros en esta excursión que es la vida, y siempre nos viene bien una ayuda, porque si trato al otro como si fuera yo, como me gustaría que me trataran, tendríamos un mundo mucho más alegre y próspero. Ya hemos intentado lo opuesto y no ha funcionado… bien podríamos darle una oportunidad al altruismo y ver los resultados 🙂

Para inspirarnos mutuamente y darnos ánimo, podemos usar este espacio y abajo en los comentarios puedes contar tu historia de cómo has ayudado a alguien, o compartir tus ideas de qué podemos hacer para tal fin. Vale compartir fotos y vídeos también.

Me encanta leer y escuchar historias, así que no dejes de contarme la tuya. Tu historia me importa y quiero conocerla. Comparte este mensaje con más personas, para que seamos más almas viajeras que ayuden por el mundo y se incluyan a este movimiento.

Podemos hacer una gran diferencia, y no imaginamos cuánto podemos estar ayudando a alguien, sin darnos siquiera cuenta, ni a quién podemos estar inspirando para algo realmente grande. Seamos verdaderos representantes de los lindos recuerdos que a alguien le quede de nuestro país, y ayudémosle a ver la magia de viajar.

Un gran abrazo de viajera y hasta el próximo artículo.

Compartir
Artículo anteriorMAÑANA PODRÍAS SER TU
Artículo siguientePastel de puerros y gambas… ¡Una receta deliciosa!
Alejandra de Picciotto
Alejandra de Picciotto, cuyo pseudónimo literario es Alura, es una nómade del Cielo. Nacida en una pequeña localidad del oeste suburbano de Buenos Aires, en Argentina, actualmente se desempeña como Auxiliar de Vuelo, aunque su primera carrera fue como Docente, Profesora de Inglés, que sigue ejerciendo simultáneamente de distintas formas. También es Coach, escritora y bloggera en www.aluratravels.com . Cuando no está volando, está tratando de cumplir sueños en la tierra, porque tiene la gran convicción de que los sueños se han hecho para cumplirse. "Amo las historias de sueños cumplidos" :)

2 Comentarios

  1. Qué lindo artículo ale, como todos lo que leo y me encantan leer..
    Mi experiencia como viajera no es wow, aunque me ocurrió de poder ayudar a una turista canadiense que solo hablaba inglés en un cajero automático en Punta de Este, me sentí bien poder comunicarme y poder ayudarla. Acá en Argentina me sucedió con una turista que tampoco hablaba castellano, así que mi ayuda fue en Inglés nuevamente y finalmente me ocurrió con turistas franceses en Buenos Aires, que estaban perdidos en combinación de subte y pude expresarme en mi francés básico por ese entonces, hoy creo lo haría mejor. Y me pasó a la inversa, ser ayudada en Brasil por turistas Brasileros y pudiendo hablar portugués. Son lindas experiencias y la verdad que cuando viajas, es como no querés y no podes comprender sucedan cosas tan terribles en el planeta, viendo tanta belleza en Argentina u otros lugares, y por ese instante mágico, ni pensás en lo malo que pueda estar sucediendo y querés conocer más lugares, gente y cultura, y después cuando volves a tu día a día caes en la cuenta de los desastres que ocurren y a mi particulamente me pone muy mal ver la naturaleza destruída.

  2. Hola, Alita! Muchas gracias por compartir tus experiencias en este espacio y por leerme y comentar siempre 🙂 A mí me ha pasado parecido en cuanto a ayudar y ser ayudada, y también me apena mucho ver los desastres que ocurren en el mundo. Pero cuando viajo, siento que al menos en algo puedo ayudar 🙂
    Gracias por comentar y espero que puedas seguir viajando y conociendo nuevas culturas y contando aquí tus experiencias para escribir juntas un nuevo artículo 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here