Es tiempo de crecer, no de trabajar.

0
174

Los niños son el tesoro de la familia, son el futuro de la sociedad, y por lo tanto deben ser protegidos. Sin embargo, la realidad refleja otra cosa. Hay adultos que someten a niños y niñas a la realización de trabajos forzosos, en condiciones inhumanas, donde son victimas de violencia y abusos, en ambientes peligrosos que atentan con su vida, su salud física, mental y, su moral.

Si eres niño tienes que saber que el trabajo infantil viola tus derechos humanos. Se considera trabajo aquel esfuerzo que realices a cambio de una remuneración pero que no conlleve que tengas que exponerte a ningún peligro. Te daré algunos ejemplos aunque en realidad son incontables las formas de explotación infantil. Hay niños que venden cigarrillos en lugares nocturnos expuestos a muchas situaciones peligrosas que atentan con su dignidad, estos a veces son enviados por sus propios padres o personas que los reclutan. A otros niños se les contrata en fábricas donde no tienen descanso haciendo trabajos repetitivos o en empresas de construcción cargando peso que supera lo que ellos pueden soportar, o montados en un andamio a una altura de donde puede caer y dañarse. También hay niñas que trabajan como sirvientes y en condiciones similares a la esclavitud.

Además de las consecuencias mencionadas, trabajar demasiadas horas normalmente impide que los niños asistan a la escuela quitándoles el derecho al estudio, y los que sí lo hacen, no llegan a tener un rendimiento académico adecuando pues están muy cansados físicamente o no pueden concentrarse. Además, estos niños no tienen tiempo jugar y divertirse.

Alrededor del mundo hay más de 218 millones de niños siendo utilizados en infinidades trabajos que están prohibidos por organismos internacionales ya que violan los derechos humanos declarados a favor de los niños, y eso según lo informado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el año 2016. Para que tengas idea de la cantidad de niños que trabajan imagina un estadio de fútbol gigante, de esos dónde juega tu equipo favorito y en el que caben muchísimas personas. Imagínate que está totalmente lleno de niños y niñas de todas las edades, desde unos muy pequeños de 5 años hasta unos más grandes de 15 años. Pero en un solo estadio no caben todos los niños que hoy en día son sometidos a la explotación infantil, sino que hay que tener aproximadamente 2.000 estadios. ¿Son demasiados verdad? Esto es muy grave.

Es necesario que como niño estés muy consciente de tus derechos y los defiendas. En el artículo 32 de la Convención sobre los derechos del niño, se establece que se reconoce el derecho del niño a ser protegido contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o impedir su educación, o que sea perjudicial para su salud o para su desarrollo físico, mental, moral o social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here