Sensaciones orgásmicas

0
213

No son orgasmos… pero se parecen

El orgasmo ocupa el primer puesto de sensaciones placenteras y tanto es así que a veces sacrificamos el gozo del sexo en la búsqueda precipitada del orgasmo, pero cerca del orgasmo hay sensaciones que son tan placenteras como un orgasmo ¿o no?
Ataque de risa: no, lo placentero no es el ataque de risa compulsivo que no podemos detener, sino la calma que logramos tras ese ataque. La serotonina que se encarga de movilizar las neuronas se “revoluciona” durante la risa y la calma cerebral que se produce posteriormente no hace caer en un éxtasis placentero y agradable.
¿Habéis puesto el despertador un día que no teníais que ir a trabajar? ¿placentero verdad?  Se une la satisfacción de no tenernos que levantar junto a la agradable sensación de permanecer en nuestra cama, ese útero protector en el que nos metemos cada noche y del que nos cuesta salir cada mañana. Ese placer confortable no llega al orgasmo…. Pero se acerca.
Saciar las necesidad; llegamos a casa y abrimos el grifo, un agua cristalina y fresca va llenando el vaso mientras nuestra boca reseca ansía llevárselo a la boca. ¿Y cuando tenemos hambre?¿cansados? y el sofá esperándonos en el salón. Saciar las necesidades nos produce una reacción de seguridad y satisfacción casi insuperables.
Cansados, exhaustos, estresados, incluso algo doloridos…. ¿Cuántas veces acabamos nuestra jornada así? En ese momento nada mejor que un buen baño caliente, llenar la
bañera e introducirnos dejando que el agua nos cubra por completo (volvemos al útero) y notamos como toda la tensión y el cansancio se va diluyendo junto al vapor que inunda nuestro cuarto de baño.
No solo los orgasmos nos dan placer, pero indudablemente, ni un baño, ni un vaso de agua, ni el sofá nos va a proporcionar ese trance mágico que es el orgasmo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here