Debido a lo ocurrido durante los últimos días, el equipo de redactores jefes junto con la dirección de la revista, nos vemos obligados a elaborar un documento con el fin de explicar lo ocurrido el miércoles 15 de mayo de 2019.

El pasado Miércoles hubo una rueda de prensa en la plaza del Carmen de Granada para informar de la situación que están viviendo la música en directo, las dificultades de los y las artistas de la calle y los locales que apuestan por los pequeños conciertos, además de la ineficiente aplicación de las normativas correspondientes. A ello acudieron todos los grupos políticos municipales a excepción del PSOE, además de los medios de comunicación.

Una circunstancia de la que no todo el mundo está al tanto es que en Granada hay ciertos locales favorecidos por el ayuntamiento. Estos locales que no parecen recibir denuncias, están inscritos a la plataforma “Granada, ciudad del Rock”. Esta plataforma es pública pero inscribirse al formulario es muy difícil a pesar de que por ley la publican. Como afirmaba nuestro director Paco Sanmartín para la radio Onda Cero de Granada : “el decreto es muy específico, da una serie de plazos para adecuar esta normativa y los establecimientos de Ganada que han presentado esta declaración han sido sancionados con 1000€ debido a presentar la declaración responsable, por presentar un documento mediante … que es una serie de locales en Granada que sí pueden hacer conciertos en la ciudad. Estos locales son los del colectivo Rock de Granada que muchos de ellos no recogen lo que exige medio ambiente para ofrecer un concierto. En cambio, sí hay otros pubs y sitios que están cerrando debido a las sanciones”. 

Desde la asociación Libre Ocio Aljamía (LOA) y la Federación de Asociaciones y Movimientos Artísticos de Andalucia (FAMA), se van a realizar una serie de actos reivindicativos con el objetivo de frenar la oleada de denuncias y que la música no sea un acto ilícito en Granada.

Igualmente se ha revitalizado la plataforma: Granada es música, para que todas y todos que quieran, puedan colaborar denunciando situaciones y exigiendo llegar a acuerdos.

Hacemos un llamamiento a todos las personas que trabajen con el arte, para que se “sindiquen”, o bien en la Asociación LOA, o en Granadart con el fin de estar organizados para luchar. Desde estas dos asociaciones, se estaría escudando a la música y a la artista con una protección legal, seguros, además de unirnos frente a abusos y muchas otras medidas.

LA MÚSICA NO ES DELITO

 

Compartir
Artículo anteriorComunicado: Rueda de prensa.
Artículo siguienteMarcas
Blanca Olivares
- Jefa de redaccción de Revista LOA - Filóloga francesa -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here