¿Por qué nabos y no fresas?

0
36

¿Has escuchado alguna vez hablar de la permacultura? Pues abre Google y sumérgete. Es una “ciencia”, pero en realidad, es pura lógica. Fue a finales del siglo pasado cuando un australiano pensó: ¿por qué los humanos nos empeñamos en actuar contra natura si la misma naturaleza nos da las herramientas necesarias para desarrollar verdaderos ecosistemas a favor de natura?

¿Por qué se cultivan peras en la Llanura Central Europea? ¿Por qué se cultivan naranjas en la Península Ibérica? ¿Por qué plátanos en Canarias? La economía nos lleva a cultivar productos en tierras donde no son bienvenidos. El clima, el suelo, el relieve y muchos otros parámetros naturales crean unas condiciones únicas en cada lugar de la Tierra. Por otra parte, cada planta necesita unas condiciones concretas para aclimatarse y poder vivir. ¿Por qué no combinamos ambas cosas? De lo contrario, solo hacemos que ir en contra de los patrones que nos son dados y rechazar las herramientas que la Tierra nos ofrece.

Además, podría seguir habiendo comercio internacional: ¿qué más da que vendamos manzanas que patatas? Al fin y al cabo, el objetivo de este sistema es vender, da igual qué. Por tanto, ¿por qué nadamos contracorriente si la corriente nos ofrece maravillas? ¿Por qué plantamos nabos si la naturaleza nos ofrece fresas?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here