Aprendiendo a ser yo misma a través de la luz.

Con la cruda realidad del submundo condenada a morir pero latente, puedo soñar más allá de las barreras . Aquí estoy atada, privada de amor y con los ojos rotos.

Aprendí a estar viva, que no es lo mismo que vivir por vivir y cuando lloraba  por algo tan cruel  e inexistente, mis latidos sonaban tan fuerte que  me di cuenta que no estaba muerta, sino que soy Muy especial.

Cancelar todo pensamiento prohibido fue el motivo de mi castigo y hoy me doy cuenta de que puedo volar (viento) y alcanzar aquello que quiera lograr lejos de aquel mundo oscuro al que llame sin querer pero que era necesario probar para eliminar  lo negativo de mi de mi alrededor y para elegir entre el bien y el mal manteniendo un equilibrio.

Aquí no hay medias tintas, esto es tan serio conozco esa parte donde los duendes habitan y la realidad es sólo una marca de desodorante. El mal está ahí pero hay que aprender a saber ignorarlo.

A mis pies quedan las flores de la decepción de aquéllos que  se implicaron tanto para que mi vida fuera un infierno y hasta lo agradezco, porque allí en aquella habitación del pánico crecí y desarrolle aquello que llaman: Resiliencia, la capacidad humana para recuperarnos  de cualquier  adversidad.

Esa fuerza que mana después de haber sufrido una experiencia  traumática y reconocerlo nos  hace invencibles, especiales, increíbles. Arquitectos de nuestra propia felicidad. Escultores inexpertos que poco a poco vamos tallando nuestras vidas hasta convertirlas en obras de arte y sin mirar nunca más hacia atrás.

Sufrí una catarsis, no soy de este mundo y me gusta recordarlo (risas de alegría) ¿qué maravillas habrá dentro de nuestro envoltorio para que algo tan oscuro  se acerque como las polillas a la luz?

Que purgatorio emocional puede estar en la tangente de  algo tan maravilloso llamado felicidad, amar sin pensar, este  sentimiento puede llegar a morir.

  • Noooooooo

Crecer a través del sufrimiento, me arranco de mi misma para no pecar de dependiente; seamos raros, sinónimo de Especial, la guerra más dura es aquella que batallamos dentro de nosotros mismos y sobre una base helada tiene que dar mucho el sol para empezar a derretir el arribar de pensamiento. Por lo tanto estos ojos ya no están para aguantar marionetas (reivindicando) ni personas irreales que se comporten como diablos, alrededor de la hoguera querer sentir mas allá del tiempo justo para eyacular, fuera de lo prohibido.

Mi mente ya no puede andar en el lugar de mis pies y arrastro mis botas hasta llegar a casa, no quiero volver a sufrir; mejor sacarse el corazón y agonizar con él en la mano.

¿Y enamorarme?¡si! pero de quien mire a través de mis ojos el mundo y se quede a acompañarme a vivir en el, porque nada es oscuridad, nada es luz nada es tangible y nada es real, todo deja de brillar si le aplicas oscuridad y nada es oscuro si le sabes 
dar luz, la luz que  solo Tú sabes dar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here