Leo una noticia publicada en el periódico El mundo el 16 de julio de 2019 que creo que pasó desapercibida: Guerrero se libra de devolver más de 200.000 euros de los ERE por haber prescrito. 

Exactamente 215.384,19 €. El exdirector general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, nombrado por D. Manuel Chávez y mantenido en su puesto por D. J. A. Griñán (ambos presidentes de la Junta de Andalucía) se libra de pagar ese importe porque ha prescrito. Como somos una revista, no una agencia de noticias, quién quiera más información, internet la ofrece de forma gratuita.  

La cuestión es ¿de donde sale ese dinero? ¿Quién lo aportó y para qué? Pues tan fácil como usted, su vecino, sus familiares, sus amigos, etc… Es dinero de nuestros impuestos, de las cuotas de Seguridad Social, del IVA, de las multas. Un dinero público, pero con dueño: la sociedad, los ciudadanos, todos nosotros. Y un dinero que se malversa, que se utiliza como si no tuviera dueño, que se roba y que juicio tras juicio se demuestra que es estafado, pero que condena tras condena no se devuelve. 

Y me da igual que sea un miembro del PSOE, del PP, de Podemos, de Ciudadanos o de cualquiera de los 1.120 partidos políticos inscritos (y creciendo) en España. Son más de 90.000 millones de euros al año lo que España pierde. Sólo hay que saber dividir para saber estadísticamente cuánto nos roban a cada uno, pero lo pongo fácil: 1.914,89 € al año. 

Mapa de la corrupción en España

¿Por qué me da igual? Sencillamente porque ningún partido propone legislar al respecto y que la responsabilidad civil sea real y no exista reducción de pena hasta que se haya reintegrado el importe total estafado y/o robado de las arcas públicas; entonces habría coherencia, sinceridad y honradez. No es una cuestión judicial, sino legislativa. Y quién no se opone, quién tiene en su mano frenar la delincuencia y no lo hace, es colaborador. 

Después hablan de solidaridad, de pagar impuestos, de que está mal que el fontanero que viene a arreglarnos el grifo nos cobre en B, y lo único que se me ocurre es que lo hacen porque así tienen menos dinero para robar. ¿Esto significa que aconsejo que no se pague impuestos? No lo aconsejo (entre otras cosas porque el fisco nos puede pillar) pero que cada uno actúe en conciencia (la misma que no tienen los partidos políticos) y que cada vez que reciba su nómina y vea los descuentos, piense que parte de lo que le han quitado se ha gastado en un prostíbulo, en droga o en “errores” que pagamos nosotros; porque el precio de 2 años de cárcel les merece la pena para disfrutar de nuestro dinero, el mismo que debería destinarse a hospitales, colegios, y servicios públicos. 

Sobran las palabras

Compartir
Artículo anteriorLust Sight
Artículo siguienteEmergencia feminista 20-S
Paco Sanmartin
- Presidente de la Asociación Libre Ocio Aljamía - Director y editor de Revista LOA -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here