¿Has oído el cuento del ‘patito feo’? Este patito puede enseñarte mucho sobre los derechos Humanos de las niñas y niños.

Había una vez un patito bebé que vivía en el campo junto a su mamá y sus hermanos. Pero era muy infeliz porque sus plumas eran de un color distinto a las de sus hermanos, su pico tenía una extraña forma y además no le gustaba hacer las mismas cosas que a ellos, como nadar en el lago. Por eso lo despreciaban, no querían jugar con él, y lo excluían. Luego de un tiempo el patito conoció a una señora, un gato y una gallina que lo trataban con cariño, y se hicieron muy buenos amigos a pesar de ser diferentes. Un día estando junto al lago observó a una bandada de cisnes nadando, e impresionado por la belleza de estos, se volvió a poner triste porque pensaba que lo despreciarían también. Pero no fue así. Al llegar la primavera el patito feo había crecido y notó sobre el reflejo del agua que su aspecto había cambiado, se había convertido en un magnífico cisne. Y los animales que lo miraban nadar le decían que era fantástico. Fue entonces cuando comprendió que su apariencia externa no cambiaba su forma de ser pues seguía siendo el mismo patito de corazón dulce y bondadoso.

¿No te parece injusto el mal trato que recibió el patito feo por ser diferente?

Las personas también suelen hacer discriminación con los demás, por ejemplo cuando un niño tiene caramelos pero solo los comparte con algunos amiguitos pero con la niña que es gordita no, o con el niño que tiene un color de piel distinta, o con el que es de otra nacionalidad. Esto es injusto y hace mucho daño, pues así como el patito feo vivía triste, y empezó a sentirse menos importante que los demás al no gustarle su apariencia, así mismo les sucede a los niños que despreciamos o rechazamos. Imagínate por un instante que sentirías si te marginaran, te dijeran  palabras desagradables, no quisieran jugar contigo y te echaran a un lado.

Si tú has sido discriminado por alguna razón, debes saber que todos somos diferentes y eso nos hace especiales, alégrate de ser como eres, cada parte de ti es hermosa y eres tan importante como cualquier otro niño. Siéntete a gusto contigo mismo y así podrás estar a gusto con los demás.

4 Comentarios

  1. Todo lo que nos hace ser diferentes es bello y habría que verlo así, pues nadie es igual a nadie. Toda discriminación debe ser denunciada y siempre hay que actuar con los demás como querrías que te trataran a ti. Excelente artículo Johanna!!!!!!!!!!!!!

  2. ¡Bonito mensaje Johanna! Qué bueno sería que ese pequeño animalillo ni siquiera necesitara convertirse en cisne para darse cuenta de lo bello que es. ¡Hacen falta más textos como el tuyo! Un saludo 🙂

    • Hola Eloy, gracias por pasar 😀 Tienes mucha razón jajaja.. Y ojalá pudiéramos dejar de etiquetar a las personas en feos y bonitos por sus rasgos físicos, creo que eso es lo que nos han mal enseñado desde chicos, y no debe ser asi, todos somos bellos!! Un saludo 😀

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here