LLEGA LA NAVIDAD

0
46

Llega la Navidad y creamos en ella o no desde un punto de vista religioso, todos nos vemos enredados en ella. Los que más y los que menos, disfrutamos del ambiente navideño: la decoración en las calles, las castañeras en las esquinas, la comida navideña (que cada año aparece antes en los supermercados), las compras de regalos… Reconozcámoslo, la Navidad nos inyecta un espíritu festivo a la mayoría y a mí, al menos, no me avergüenza disfrutar de toda esa felicidad de escaparate.

No soy creyente, pero ayudo a montar el belén en casa de mis padres encantada. También decoro el árbol. Me meto en los centros comerciales para comprar los regalos de familiares y amigos ignorando las colas, cosa que en otro momento del año no aguantaría.

Disfruto de la Navidad con ojos de niña pequeña y, como he dicho antes, no me genera ningún sentimiento de culpa, ni tan solo el derroche en el que solemos caer casi todos en estos días.

A pesar de esto, mentiría si dijera que para mí la Navidad acaba ahí.

Si agudizáis la vista en estos días, veréis que ha aumentado el número de personas que viven en la calle. Cada vez más, desde la crisis, hay personas buscando en los contenedores, sobreviviendo con nuestra basura. Y no nos engañemos, no hace falta ser de una familia desestructurada y haber tenido muy mala vida para acabar así. Ya no, es solo cuestión de suerte, cualquiera de nosotros podríamos ser uno de ellos. Si, ya sé que da vértigo, pero es la realidad, una realidad que me incita a pensar que ellos también son algo mío y como tal se merecen que aporte algo a su Navidad.

Comedores sociales, centros de acogida, bancos de alimentos, campañas de recogidas de juguetes. Hay mucho donde elegir y cualquier aportación es buena y necesaria.

Aprendamos a ayudar, pero no por sentirnos mejor ante nuestro derroche, tampoco por la creencia de que, si algún día estamos en la misma situación, recibiremos ayuda de vuelta, únicamente porque así seremos parte en la extinción de estas situaciones tan poco humanas.

 

Feliz Navidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here