Las semillas más saludables

0
260

Las semillas son, en muchos casos, alimentos llenos de propiedades beneficiosas para el ser humano. Poco conocido su uso como alimento-medicina, quedan relegadas a dotar de un toque exótico alguna sopa o algún tipo de pan integral. Pero las semillas tienen validez por sí mismas, tanta que merecen un espacio en nuestra alimentación diaria.

¿Cómo y cuándo se podrían tomar las semillas?

Si queremos consumir la semilla directamente, no alguno de sus derivados, deberemos triturarlas para poder absorber todos sus nutrientes, excepto en el caso de las semillas de Chia, en las cuales lo ideal es introducirlas en agua unas horas antes de consumirlas. Debido a la gran cantidad de fibra que contienen las semillas, lo ideal sería consumirlas en ayunas al levantarnos. Mi truco para triturarlas, sencillo : usar un molinillo de café.

¿Cuáles son las semillas más recomendables?

A mi entender, los tres tipos de semillas que no deben faltar en ninguna dieta serían: las semillas de lino, sésamo y chia.

¿Qué beneficios podemos encontrar en todas ellas?

Los tres tipos de semillas están compuestos por tres elementos fundamentales para nuestra salud:

Ácidos grasos omega-3

Antioxidantes

Fibra

Los ácidos grasos omega 3 nos benefician a nivel de piel, cabello, uñas y sobre todo protegen el revestimiento de nuestro aparato digestivo.

Los antioxidantes, protegen la salud celular, el equilibrio hormonal, luchan contra virus y bacterias y, sobre todo, se usan como alimento preventivo anti-tumoral.

El último componente pero no el menos importante, es la fibra soluble en agua que le aporta salud a nuestros intestinos, ayuda a la desintoxicación del colon, a la pérdida de grasa y a reducir el nivel de azúcar en sangre, así como el nivel de colesterol.

Contienen además vitaminas y minerales que refuerzan sus propiedades beneficiosas como: b6, hierro, potasio, cobre y zinc en el caso del lino.

Minerales como son, hierro, magnesio, calcio, fósforo, zinc y potasio y las vitaminas B1,B9 y E en el caso del sésamo.

Calcio, hierro y potasio en el caso de la chia. 5 veces más cantidad de calcio que la leche, como ejemplo.

Esto supone que el contenido en hierro de las semillas, nos ayudará a luchar contra la anemia ferropénica. El magnesio nos permitirá mantener la salud en huesos y músculos y la combinación de calcio y fósforo hará lo propio con nuestros huesos y dientes.

Por tanto, olvidemos la imagen que podamos tener de las semillas como alimento de algunas aves, créanme llevo años consumiéndolas y no me he convertido en pollo, y decidámonos a aprovechar estos alimentos para reforzar nuestra salud.

¡Buen cambio!

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here