Ahora vivo la tristeza de leer a solas

lo que estoy escribiendo cuando ya no estás,

guardo mis palabras y las leo para mi misma,

tratando de olvidar.

 

Vivo la tristeza de llegar a ser desconocidos

que por mi parte aún tiene recuerdos en el corazón.

Vivo la tristeza de no tener caminos

que recorrer junto a ti

y cicatrices de los dolores que me causaste. 

 

Tuve que verte marchar  

cuando ni siquiera habías llegado.

Colecciono estos recuerdos tan presentes que tengo,

como si hubieran sido,

como si los hubiera vivido.

Saber que es triste hacer guardado tanto cariño

sin poder demostrarla,

porque no has podido verme con los ojos del corazón

y hoy al leer lo que escribo,

veo que es triste que ya no escribo a nadie…

 

Ahora me quedaré con estas palabras para siempre,

aunque no te vuelva a ver.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here