La Muerte

0
164

 

Hoy es día de celebraciones,

las menos, las más acertadas

todas vuestras elecciones,

Hoy, es día de celebraciones.

 

Soy aquella que yace en tus más profundos miedos.

Soy aquella bestia alimentada de sangre y ego

Soy aquella mirada que siempre evitas cruzar

Soy sirviente de Miedo e Ira,

bastarda de Muerte y Enfermedad.

Soy aquella a la que hoy miras,

y mañana habrás de afrontar.

 

Y es natural

 

Natural como el río, la piedra, la llama o la encina

Como el escalofrío que recorre tu cara al verme viva

Como fuente de agua en el desierto donde no hay vida,

Como fuente de vida y cemento, dentro de esta ciudad herida.

 

Herida por el dolor de sus gentes

que se levantan cada día

a cumplir desgraciadas rutinas,

a alimentar mi idolatría.

 

Porque muchos me desean,

pero nunca para ellos,

muchos creen que me controlan,

mas solo es su deseo.

 

Y es que ahora es mi momento

¡Esta es mi elegía!

Hora de desvelar mis pensamientos,

en este funesto día.

 

Me visten de Democracia,

me disfrazan de Mentira,

Falacia, sucia Falacia,

día tras día tras día.

 

Desde la selva del Vietnam

a las aristas de Manhattan,

desde este oscuro bar,

a las puertas de sus casas.

 

Adolf Hitler, Ismail Enver Pashá,

son ejemplos de aquellos

que intentaron dominar,

que llevaron sus conquistas

de la Tierra al Más Allá,

con su avaricia engrasaron,

los engranajes del Mal.

 

¡Y TÚ!

 

Sencillo humano sin deificación a quien apunto con firme índice admonitorio.

¿Cuál es tu papel?

 

Te miro, y te veo pequeño, pues ese es mi poder.

Te miro y veo tiempo, que se te agota al parecer.

Huelo tu miedo y lo moldeo

Siento tu rabia y tu deseo.

 

Sé que todos lo que queréis

es verme

desaparecer

 

Como la última nube de Invierno,

que disipándose deja ver

a Primavera, a Verano, a Otoño,

pero después volveré.

 

¿Y qué hay de malo en ello?

Pregunto yo, codiciada por pocos

y rechazada por todos.

 

Pues una vez vienes a la vida

todo es incierto y absurdo,

una vorágine de incertidumbre y bebida,

donde nada será como querías.

 

Solo me tienes a mí,

Solo me tienes a mi como única cosa.

Única cosa segura en la vida

Vida de idas y venidas,

 

Pero hoy, es día de celebraciones.

 

 


 

Oy êh día de çelebraçionê,

lâ menô, lâ mâh açertâh

toâ buêttrâ elêççionê,

Oy, êh día de çelebraçionê.

 

Çoy aqueya que yaçe en tû mâh profundô miedô.

Çoy aqueya bêttia alimentá de çangre y ego

Çoy aqueya mirá que çiempre ebitâ cruçâh

Çoy çirbiente de Miedo e Ira,

bâttarda de Muerte y Enfermedá.

Çoy aqueya a la que oy mirâ,

y mañana abrâh de afrontâh.

 

Y êh naturâh

 

Naturâh como el río, la piedra, la yama o la ençina

Como el êccalofrío que recorre tu cara ar berme biba

Como fuente de agua en er deçierto donde no ay bida,

Como fuente de bida y çemento, dentro de êtta çiudá erida.

 

Erida por er dolôh de çû hentê

que çe lebantan cá día

a cumplîh dêggraçiâh rutinâ,

a alimentâh mi idolatría.

 

Porque muxô me deçean,

pero nunca pa eyô,

muxô creen que me controlan,

mâ çolo êh çu deçeo.

 

Y êh que aora êh mi momento

¡Êtta êh mi elehía!

Ora de dêbbelâh mî pençamientô,

en êtte funêtto día.

 

Me bîtten de Democraçia,

me dîffraçan de Mentira,

Falaçia, çuçia Falaçia,

día trâ día trâ día.

 

Dêdde la çerba der Biênnam

a lâ arîttâ de Manâttan,

dêdde êtte ôccuro bâh,

a lâ puertâ de çû caçâ.

 

Adorf Îl-lêh, Îmmaîh Embêh Paçá,

çon ehemplô de aqueyô

que intentaron dominâh,

que yebaron çû conquîttâ

de la Tierra ar Mâh Ayá,

con çu abariçia engraçaron,

lô engranahê der Mâh.

 

¡Y TÚ!

 

Çençiyo umano çin deificaçión a quien apunto con firme índiçe âmmonitorio.

¿Cuâh êh tu papêh?

 

Te miro, y te beo pequeño, puê eçe êh mi podêh.

Te miro y beo tiempo, que çe te agota ar pareçêh.

Guelo tu miedo y lo mordeo

Çiento tu rabia y tu deçeo.

 

Çé que tôh lo que queréî

êh berme

deçapareçêh

 

Como la úrtima nube de Imbiênno,

que diçipándoçe deha bêh

a Primabera, a Berano, a Otoño,

pero dêppuêh borberé.

 

¿Y qué ay de malo en eyo?

Pregunto yo, codiçiá por pocô

y rexaçá por tôh.

 

Puê una bêh bienê a la bida

tó êh inçierto y âççurdo,

una boráhine de inçertidumbre y bebida,

donde ná çerá como queríâ.

 

Çolo me tienê a mí,

Çolo me tienê a mi como única coça.

Única coça çegura en la bida

Bida de idâ y benidâ,

Pero oy, êh día de çelebraçionê.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here