La Magia de Viajar

10
436
Levante la mano quién no quisiera irse a viajar y recorrer el mundo… Yo creo que serían muy poc@s los que no quieran, ¿verdad? Viajar, en mi opinión, es mágico. Los beneficios son muchísimos, algunos más obvios y claros que otros.
Desde que me animé a viajar sola, empecé a comprender que todo viaje es una búsqueda, y que toda búsqueda es también un viaje; que todo se relaciona con viajes: TODO es viaje. La vida es un viaje.
Hace varios años, fui a una entrevista laboral… No recuerdo los detalles, pero ahí conocí a una
chica muy amable, que jamás volví a ver, que iba a empezar un curso en ese mismo lugar. Y al día de hoy recuerdo que me dijo que estaba con muchas incertidumbres acerca del rumbo de su vida y que por eso quería “mover cosas”, activarlas, haciendo diferentes cursos o actividades… Y me gustó mucho la frase de “mover cosas” haciendo algo, porque hasta me parece que tiene algo mágico también… Nunca sabes en qué puede terminar lo que hagas, qué consecuencias puede tener, qué puede generar para ti y para los demás, o a quiénes puedes conocer o inspirar..

Eso de “mover cosas” para activar algo es como hacer un poco de magia, ¿no? Vas, haces algo, y luego te sientas a ver qué pasa y cómo queda afectado el universo 🙂 Hay mucho de azar, que es un elemento un tanto incomprensible, y muchas de las repercusiones que puede haber quizás ni las controlas, pero es mágico igual… Lo que nunca se puede comprobar es si todas esas repercusiones que se van entretejiendo ya están predestinadas o si son azarosas y espontáneas, e incontrolables… Pero en cualquiera de los dos casos, pensarlo le quita un poco la magia al asunto, ¿no?

Esta chica, por ejemplo, a quien jamás volví a ver ni sé cómo se llama, ni siquiera debe saber que yo ahora estoy recordándola, y ni se debe imaginar el impacto que esa frase suya tuvo en mí, frase que uso para muchas cosas hasta el día de hoy porque la aprendí de ella cuando quiso “mover cosas” para “activar”, y de hecho me afectó a mí también positivamente 🙂

Esto de “mover cosas” me gusta porque por un lado es como si pudieras controlar algo, pero luego se vuelve medio incontrolable, porque ya no sabes qué más va a pasar. Decides qué hacer para “activar”, y después el “destino” (o lo que sea), como por arte de magia, va moviendo todo el resto… y luego todo cobra vida propia: pariste experiencias nuevas que ves crecer y que siguen su camino, independientes ya de ti.

Por eso también creo que viajar es un acto creativo mágico: así como eliges el destino al que vayas, quizás el destino también te eligió a ti. Y además con eso “mueves mil cosas”, adentro y afuera de ti, y activas miles de experiencias 😀
“Viajar es un deleite para los sentidos y un descanso para la razón. Un viaje puede ayudarte a descubrir tu verdadero y único significado de la Felicidad, así como tu verdadera vocación y misión en la vida”, dijo Alonso Vera en su charla El Oficio de Viajar” en TEDx Tijuana 
Los especialistas dicen que cuando tienes una experiencia negativa, necesitas otra de mayor
intensidad para superarla, y muchas veces al viajar y aprender tanto, los niveles de endorfina (la famosa “hormona de la felicidad”) aumentan, por lo que viajar podría ayudarte, incluso, a superar miedos, pérdidas y frustraciones, a aumentar tu autoestima, a hacerte independiente y autónom@ al resolver problemas de maneras creativas, al tener que arreglártelas sol@… Viajando podrías, incluso, descubrir el amor de tu vida, así como el amor propio. Aprendes a aceptarte y quererte, y a aceptar más a l@s demás.
Muchas almas viajeras dicen que al viajar aprenden a ser más tolerantes, a tener más confianza, aumenta su fe en la humanidad al experimentar la solidaridad que anda por ahí afuera, y ensanchan su horizonte y su espectro de experiencias. Aprender un nuevo idioma y una nueva cultura también nos ayuda a pensar distinto, a salir de nuestra zona de confort, a generar nuevas estructuras de pensamiento y hasta a descubrir nuevas soluciones, novedosas y diferentes formas de resolver problemas, porque nuevas conexiones neuronales se establecen gracias a las nuevas vivencias.
Viajar puede darnos tantos beneficios como personas hay en el mundo… Y cada una puede inventar y crear una nueva razón para hacerlo. Y cuando lo hacemos, descubrimos que al viajar “para afuera” muchas veces también “viajamos hacia adentro”. Que el mundo es como lo miramos. Y que es tan grande y tiene tantas aventuras para nosotr@s, que lo que pensábamos que era un “problema” termina siendo una tontería. Porque la vida es más que esas peleas y batallas cotidianas; y debe haber algo mucho más grandioso que vivir para pagar impuestos… Viajar es un acto de valor, paciencia y libertad. Es nuestro derecho como seres humanos el poder conocer el mundo en el que nacimos.
Mi teoría es que los viajes nos ayudan a descubrir-nos: a encontrarnos, y al hacerlo, somos más felices. Por ende, para ser más feliz, una solución es viajar 🙂 Y un mundo con gente que viaja, que se encuentra a sí misma, es un mundo con más gente feliz. Es por ello que quiero llevar la pasión por los viajes a cada rincón del mundo.
Quiero ayudarte a ser feliz, para que el mundo sea un lugar mejor que el que yo encontré cuando vine a él… Y no lo hago de buena: si eres más feliz, yo también. Tod@s ganamos, y tod@s cotent@s.
¿Quieres “mover y activar” cosas en tu vida de manera mágica? Practica la #Magia de Viajar.
Si algo bueno pasa, viaja para celebrar; si algo malo pasa, viaja para olvidar; si nada pasa, viaja para que algo pase”.
¿Te gustó este artículo? Si quieres saber más de viajes y te interesan estos temas, o tienes miedos de viajar y necesitas que alguien te dé el valor, escríbeme y con gusto puedo ayudarte: quisiera, cual hada madrina, ser parte de tu sueño hecho realidad. ¿Me dejas?
Puedes escribirme tus comentarios y consultas a alejandra_picciotto@libreocio.com. Estaré más que feliz de recibirlos y contestarlos.
Compartir
Artículo anterior¿Viajar para vivir o vivir para viajar?
Artículo siguienteDepilacion genital
Alejandra de Picciotto
Alejandra de Picciotto, cuyo pseudónimo literario es Alura, es una nómade del Cielo. Nacida en una pequeña localidad del oeste suburbano de Buenos Aires, en Argentina, actualmente se desempeña como Auxiliar de Vuelo, aunque su primera carrera fue como Docente, Profesora de Inglés, que sigue ejerciendo simultáneamente de distintas formas. También es Coach, escritora y bloggera en www.aluratravels.com . Cuando no está volando, está tratando de cumplir sueños en la tierra, porque tiene la gran convicción de que los sueños se han hecho para cumplirse. "Amo las historias de sueños cumplidos" :)

10 Comentarios

  1. Hola ale!!! que lindo artículo, me pasaron muchas de las cosas que contas, pero luego estando de nuevo en el ruedo, me queda si todo lo vivido al principio cuando vuelvo, veo distinta mi casa, las calles ( y eso que nunca me fui mas de una semana), es decir que no quiero imaginar en otros casos que los plazos son mayores y las culturas distintas…..no te reconoces ni a vos mismo,,pero luego con el paso del tiempo, recuerdo elviaje con algo de angustia y nostalgia, porque me transporto a ese lugar mágico, pero pronto caigo en la cuenta que no es real, pero lo bueno es que pienso que cuando proyecte hacer eso, con tanta energía lo terminé logrando.

    Con respecto a esa chica, que incríble, a veces sucede que hay gente que nos marca en algún sentido y esas personas no saben el efecto que causaron en nosotros. Hermosos tus artículos!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here