La democracia ha muerto

0
42

Estamos de luto, la democracia Española ha sido herida de muerte y nadie quiera salvarla. Los acontecimientos vividos en España en los últimos tiempos solo han conseguido dar la estocada final a una democracia moribunda.

La sociedad tal y como la conocemos se fundamenta en un triángulo de fuerzas que, utópicamente, estarían en equilibrio garantizando así el desarrollo pleno de la sociedad. Las fuerzas económico-financieras, los gobiernos y los ciudadanos luchan por dominar y no ser dominados pero ¿Cómo se reparten estas fuerzas actualmente? Si miramos la sociedad actual la respuesta es fácil: las fuerzas económico-financieras dominan a los gobiernos y los gobiernos a su vez a los ciudadanos, por culpa de este desfavorable reparto de poder nos encontramos en la situación actual en la que la democracia no tiene espacio en esta dictadura económico-financiera. Esta situación unida a una sociedad normalmente anestesiada crea gobiernos pasivos acostumbrados a vivir en una falsa tranquilidad. ¿Y si esa falsa tranquilidad se evapora? ¿Y si el pueblo se revela?

Cada vez que la sociedad despierta de su letargo y decide luchar contra el orden, el gobierno no sabe reaccionar, como se puedo observar con el movimiento del 15M o con el conflicto Catalán, el gobierno solo sabe responder a las crisis con violencia. Se puede caricaturizar este uso del gobierno de las fuerzas del orden público con el uso del señor Burns de sus perros en la popular serie “The Simpsons”, esta comparación carente de la inocencia, refleja una realidad muy oscura: Un viejo poder sustentado por la superioridad económica y en el miedo irracional que genera en una población aletargada.

¿Por qué es irracional este miedo? El poder que tienen los gobiernos reside en la ciudadanía, solo tienen el poder que la sociedad le ha otorgado, si esta ciudadanía se revela hasta generar un cambio político, los gobiernos solo pueden aceptarlo. Esta última etapa de cambio político se dio en cierta medida con la pérdida de apoyos del gobierno de Zapatero o con la creación de Podemos, pero no generó el cambio en la conciencia colectiva que realmente buscaba. Si queremos recuperar el poder que tenemos como Nación debemos crear una conciencia colectiva, dejar de callar, empezar a gritar y tomar las calles

¿Por que decimos entonces que ha muerto la democracia? La democracia Española está basada en una constitución que se hizo para contentar, con la amenaza de las repercusiones militares, y no para gobernar a largo plazo (como se está demostrando), esto unido a su nula revisión y adecuación ha generado múltiples problemas que se traducen en catástrofes como el conflicto catalán. Si a esto le sumamos el ascenso que han tenido los extremismos en los últimos años, el fracaso de la Europa unificada que se prometía hace más de veinte años y una sociedad aletargada dominada por un capitalismo opresor, nos encontramos con la España actual que está herida de muerte.

Nietzsche dijo en su momento “Dios ha muerto viva el superhombre”, ahora solo podemos decir “La democracia ha muerto viva la incertidumbre”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here