La alfombra marroquí autentica.

1
164

Las alfombras se definen como una obra de arte que se tejen según cada región de Marruecos. Estas últimas se elaboran sobre todo en las zonas rurales.

En una época lejana, las alfombras se utilizaban para decorar lugares y sitios de lujo como palacios, etc pero después de esta época, la utilidad de la alfombra se ha vuelto necesaria y se pueden ver en diferentes sitios dentro de una casa o piso de un particular.

En Marruecos, las alfombras reflejan la cultura, los ritos y la historia del país en general y de la región donde se hizo en particular. Debido a las diferentes tradiciones de cada pueblo, la forma de tejer la alfombra también cambia de estilo, de colores y de técnicas de tejido.

Los colores más utilizados en alfombras marroquíes son el rojo, azul, negro, verde y amarillo, las escalas de los colores son importantes, visto que permite decorar y replicar el diseño de diferentes maneras.

La fabricación de las alfombras es una riqueza, una herencia que se transmite de una generación a otra, donde cada persona que se dedica a eso, aprovecha su propia imaginación para tener una creación única y personal.

Las alfombras se realizan con diferentes materiales como el nailon o la lana… (Aunque las de buena calidad, se hacen con esto último) donde el tamaño también varía de un fabricante a otro. Los colores se hacen con colorantes naturales como por ejemplo, el color rojo de la flor de amapola, o el naranja y amarillo del azafrán.

Las alfombras son unas obras de arte que se hacen de una forma artesanal, es decir, a mano con lana de oveja 100% natural en simples telares verticales u horizontales colocados en el suelo.

Las alfombras deben limpiarse cada 6 a 12 meses, con limpieza en seco para no dañar las fibras, suelen durar mucho visto que se hacen con la intención del uso diario.

Hoy en día, las alfombras se utilizan en el salón, el comedor o las habitaciones. En cuanto al diseño, se hace en el fondo rectangular, con diseños geométricos, no obstante, estos pueden ser variados.

El proceso de fabricación de las alfombras bereberes por ejemplo empieza por la búsqueda de la lana, por esta razón, se esquilan las ovejas de las montañas.

Luego, se lava y se frota bien visto que tiene aceites naturales que hay que eliminar antes de empezar con el entrelazado.

El trabajo se hace a mano empezando con hilar la lana. Se doblan las fibras de la lana hasta obtener un hilo con la solidez y el espesor deseados que ayudarán para seguir en la etapa siguiente del tejido.

Se comienza el anulado de la lana, las alfombras se tejen con una pequeña trama entre los nudos, para desarrollar su densidad.

Al finalizar la alfombra, la lana se tiñe con tintes naturales para obtener colores vivos.

El tejido de la alfombra puede durar muchos meses, visto que el proceso del tejido toma mucho tiempo.

Para estar seguros del nivel de suavidad deseado, el lavado y secado de la alfombra se repite muchas veces.

El último paso es dejar la alfombra secarse al sol de forma natural antes de llevarla al mercado para venderla o mandarla directamente al cliente que la haya pedido con antelación.

1 Comentario

  1. La alfombra es sin duda este producto que lleva con nosotros mucho tiempo, aunque solo se vea de manera puntual, y no es así precisamente. Son muchos los apartados donde tiene un papel protagonista, su historia es bien antigua, por su uso en algunas costumbres a la hora del rezo: eso en Marruecos lo saben bien. En otras la imaginación junto con ella nos ha hecho volar…y en otras más actuales los actores y actrices de moda desfilan encima de ella. Pero sin duda alguna una buena alfombra, de verdad, de gran calidad, con historia, tejida a mano como siempre y echa de la mejor materia, la lana virgen, es un producto único, exclusivo, fabricada en la región de Marruecos, Crevillente, Turquía, Arabia…todo ellos auténticos productores de estas bellezas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here