Imagina

0
1383

A ti, refugiado.

 

Imagina que un día cualquiera, entran en tu casa, te destrozan todos tus objetos personales y destrozan a tu familia sin ningún pudor.

Imagina que te echan a patadas de tu casa, que te echan de tu país.

Imagina que solo tienes 30 años y 8 niños a tu cargo, que de la noche a la mañana te ves caminando en pleno desierto sin rumbo fijo durante días, semanas e incluso meses.

Imagina que en mitad del trayecto, te tiran a ti y a los tuyos bombas de napalm, dejándote fuera de combate en ese momento. Que en mitad del trayecto se vayan perdiendo seres queridos.

Imagina tener que llegar a la nada, y empezar todo, que tú único sustento sean dos alimentos que tengas que repartir entre toda la familia.

Imagina la rabia, la confusión y el dolor de todo tu pueblo.

Imagina la partida de media familia hacia la guerra, con billete de ida pero quizás no de vuelta.

Imagina a todo un pueblo sustentado por mujeres, construyéndolo de cero.

Mujeres que cumplieron todos los papeles posibles en la sociedad. 

Imagina tener que ser moneda de cambio entre países que decían ser tus hermanos.

Que no tengas ni voz ni voto para decidir.

Imagina que te condenen por ser quien eres, por enorgullecerte de la sangre que te corre por las venas.

Imagina que te quieran robar tu identidad, que quieran eliminar tus raíces.

Imagina ver tres generaciones con el mismo sueño. Unos sin cumplir. 

Imagina viviendo 41 años en un lugar que no es el tuyo, pero siempre pensando que será algo temporal.

Imagina que construyan un muro separándote de aquellos familiares que se resistieron a irse de su tierra, que a cada país que vayas seas un “tierra de nadie”. 

Imagina que vayas a donde vayas siempre serás como aquel pobre refugiado, que no seas reconocido, como quien no tiene huella dactilar. 

Imagina tener que vivir de la caridad de los demás. 

Imagina tener que abandonar a tu familia en busca de un mundo mejor en otros países.

Imagina no tener aspiraciones ni metas. 

Que no tengas futuro si no dejan de reconocerte como refugiado y empiezan a reconocerte por quién eres y lo que eres. 

 

Saharaui.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here