Estimados y Estimadas lectores y lectoras.

0
585

¿Así es como debería empezar un discurso no sexista? Hay quien piensa que sí, hay quien piensa que por más barras o masculinos y femeninos escriba, menos sexista es.

Para explicar esta, para algunos compleja cuestión, es tan fácil como recurrir a la Real Academia Española.

El español como cualquiera que haya estudiado la educación obligatoria debería saber; tiene dos géneros, masculino y femenino, no tiene género neutro al menos para los sustantivos. Por lo que por la economía del lenguaje, se utiliza el género masculino como genero no marcado.

¿Qué quiere decir esto? Pues que se utiliza el masculino para englobar ambos géneros cuando nos queremos referir a una profesión, a un colectivo o cualquier otra realidad.

Cuando una persona habla de sus hijos, se refiere tanto a sus hijos como a sus hijas y para dar un ejemplo aun más claro de lo que expresa el término economía lingüística, no puedo evitar citar a Pedro Álvarez de Miranda en su genial artículo el género no marcado, publicado en el país, él utiliza este ejemplo y díganme ustedes si no cansaría hablar siempre así:

El perro es el mejor amigo del hombre para significar, en realidad, esto: ‘los perros y las perras son los mejores amigos y las mejores amigas de los hombres y las mujeres

No nos volvamos locos, el problema no está en nuestra lengua, el problema está en la mente de quien piensa que por referirme a ustedes como lectores, estoy siendo sexista.

Y vendrá quien me diga que el lenguaje es sexista y que hay que evolucionar, como lo hace nuestra lengua en otras cuestiones, unas veces más acertadas que otras. Pero comenzar un discurso diciendo estimados compañeros y compañeras, profesores y profesoras, alumnos y alumnas para mí más bien es involucionar.

Dejen de emborronar sus discursos, dejen de llenar líneas y líneas con frases no sexistas (absurdas) céntrense en lo verdaderamente importante, céntrense en su discurso, en su objetivo último de conseguir la igualdad entre géneros, que créanme los que escribimos “lectores”, también buscamos eso.

Compartir
Artículo anterior¿DDHH en el Sahara Occidental?
Artículo siguienteSueños pasionales
Jairo Martin
Jairo Martín nacido en Valladolid, España en 1992. Cursó estudios de filología hispánica en la Universidad de Valladolid. Es profesor de español como lengua extranjera y escritor por obligación. "Es la pluma intrépida quien me obliga a emborronar de sueños páginas en blanco". Viajero infatigable en busca de nuevas aventuras, culturas y defensor de los derechos humanos y la justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here