Cosas que me ocurrieron y me ocurren desde que viajo

0
222

Me encontré con mucha gente con costumbres diferentes que me hicieron hacerme preguntas que de otra manera jamás me habría hecho (“¿Por qué las cosas se hacen como se hacen? ¿Por qué la gente hace lo que hace?”) me despertaron una curiosidad increíble, me hicieron ver que hay miles de realidades mejores y miles de realidades peores

Me hicieron matar miedos

Me levantaron mi autoestima cada vez que me preguntaban “¿Viajás sola? ¡Qué valiente!” (gracias por eso)

Me hicieron reflexionar miles de cosas sobre las experiencias que elijo

Me hicieron resolver problemas, en un lugar donde hablo el mismo idioma, desarrollando mi creatividad

Me hicieron comprobar, una y mil veces, que no todo es lo que aparenta, que las cosas pueden ser de mil maneras distintas y que, como decía un profesor mío de Literatura Inglesa, “vivimos en un mundo de interpretaciones”.

Me hicieron ser más selectiva con mis vínculos

Me hicieron poner las cosas en perspectiva; me ayudan todo el tiempo a tener un horizonte y no preocuparme por nimiedades, y no dejar que ciertas cosas afecten la experiencia de mi vida porque, al fin y al cabo, “como de esta vida me llevaré lo vivido, elijo vivir lo que me quiero llevar”

Me hacen organizarme y tener capacidad de planificación, dejando un margen a la improvisación y transitar ciertas incomodidades

Me exponen a problemas, a conflictos que debo resolver

Me hacen transitar angustias, alegrías, sentimientos varios, y ver que casi todo tiene solución

Me dan la posibilidad de enseñar y aprender cosas de mis propios modos de vivir

Me dan aventuras:

viajé en un botecito pequeño tailandés en medio de una tormenta (como ya les relaté);
probé comidas que para mí son exóticas, lloré en otros idiomas (esos sí los hablaba)
desafié mis miedos, desafié la posibilidad de muerte, mirando a la cara un miedo tan antiguo como la humanidad: miedo a su propio cese
Entré a países en donde no entendía nada del idioma

Y lo más genial:

Me hice nuev@s amig@s 🙂

versión en Ingles:

 

 

Compartir
Artículo anterior¿Por qué nabos y no fresas?
Artículo siguienteWhat happens to me when I travel
Alejandra de Picciotto
Alejandra de Picciotto, cuyo pseudónimo literario es Alura, es una nómade del Cielo. Nacida en una pequeña localidad del oeste suburbano de Buenos Aires, en Argentina, actualmente se desempeña como Auxiliar de Vuelo, aunque su primera carrera fue como Docente, Profesora de Inglés, que sigue ejerciendo simultáneamente de distintas formas. También es Coach, escritora y bloggera en www.aluratravels.com . Cuando no está volando, está tratando de cumplir sueños en la tierra, porque tiene la gran convicción de que los sueños se han hecho para cumplirse. "Amo las historias de sueños cumplidos" :)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here