Cordero con ciruelas,… un plato irresistible

0
840

El plato de cordero con ciruelas es un plato típicamente marroquí que se prepara en ocasiones muy especiales: fiestas, bodas….

Para preparar este suculento plato necesitaremos los siguientes ingredientes.

Para la carne:

1 kilo de cordero pierna o paletilla; que cortamos en trozos

2 cucharaditas de ras al hanout (mezcla de especias que podéis encontrar fácilmente en una carnicería halal)

2 cucharaditas de cúrcuma molida

1 cucharadita de canela en polvo

1 cucharadita de jengibre en polvo

3 cucharaditas de azúcar

2 cucharaditas de sal

2 cebollas (medianas)

Unas hebras de azafrán

4 cucharadas de aceite de oliva (o 1 cucharada de “smen”, que es como una mantequilla clarificada con un peculiar olor, algo fuerte. Lo puedes encontrar en una carnicería halal)

150 gr. de almendras crudas sin piel

Para las ciruelas confitadas:

250 gr. de ciruelas

Un chorrito aceite de oliva

Sal

1 cucharada de miel

1/2 cucharadita de ras al hanout

1/2 cucharadita de canela

1/2 cucharadita de jengibre molido

100 ml de agua

Modo de preparación:

Primero y antes de todo, empezamos quitando la grasa y troceando la carne, luego preparamos una mezcla de todas las especias, el azúcar, la sal y rebozamos ahí la carne.

Después, pelamos las cebollas y las rayamos para que no se queden en trozos.

Diluimos el azafrán en agua caliente, y lo dejamos fusionar.

Ahora, ponemos el cordero, las cebollas, el aceite y un poco de la infusión de azafrán en un tajine grande (vale, también, una cazuela) para estar más cómodos.
Idea clave: hay que ir poniendo el agua de la infusión poco a poco para que no se os desborde una vez que la cebolla y el cordero suelten su propio jugo.
Dejarlo 1 hora tapado a fuego bajo. (Echar agua a la tapa de la tajine…)

Ahora pasamos a la preparación de las ciruelas confitadas.

Para ello, se pone las ciruelas en un cazo con agua y se deja 20 minutos ponemos el azúcar, la mantequilla, un vaso de agua, la canela molida. Cubrimos con una tapadera y dejamos que se cocine a fuego medio.

Cuando la carne esté hecha apagamos el fuego. Ahora vamos a presentar el plato. Por encima de la carne, vamos decorando con las ciruelas pasas. Al final, regamos el tajine con salsa de ciruelas al gusto.
al mismo tiempo, se tuestan las almendras sin dejar de remover. Se adorna el tajine con las ciruelas confitadas y las almendras.

Si se toma con este rico pan árabe (redondo, delgado) sería perfecto.

P. D. hay algunos ingredientes que se encuentran en todas partes y otros que hay que buscarlas en tiendas especiales como  Carnicerías halal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here