Conoce tus derechos, así podrás defenderlos.

0
185

Para que podamos vivir dignamente todos necesitamos ciertas cosas que son esenciales pues sin ellas nos moriríamos, o simplemente no tendríamos bienestar, ni felicidad. Piensa por un momento cuáles son esas necesidades primordiales de las personas.

Algunas de ellas son: alimentos, buena salud, protección, amor, tener una familia, ir a la escuela, jugar, tener amigos, diversión, ser respetado.
Para asegurar que a nadie le falte alguna de estas condiciones fundamentales para un desarrollo digno ha sido necesario establecer algunas “reglas” o “normas” a las cuales se les llama: derechos.
Los derechos son cosas que todos debemos recibir, seamos grandes o chicos. Todos sin excepción y es obligatorio que se cumplan. Los niños también tienen sus derechos y estos están establecidos en la “Convención sobre los Derechos del Niño”, el cual es un acuerdo al que han llegado los países, y en el que se comprometen a defender y proteger los derechos de todos los niños y niñas del mundo.
Es muy importante que tengas conocimiento de cuáles son tus derechos porque si no será imposible que puedas identificar cuando sean violados o se te prive de ellos, y no podrás defenderlos o hacerlos respetar.
Los niños tienen derecho a:
• Tener un nombre y una nacionalidad.
• Tener una familia.
• Ser protegido física y mentalmente.
• Gozar de salud y recibir atención médica.
• Recibir una educación gratuita y obligatoria por lo menos en las primeras etapas.
• Al descanso, el juego, la diversión y las actividades recreativas.
Ser libre de expresarte y a compartir tus opiniones con otros.
• La protección cuando haya conflictos que impliquen las armas, como la guerra.
• La libertad de religión o creencias espirituales.
• Ser protegido contra el trabajo infantil y la explotación económica.
• Ser protegido ante todo tipo de explotación y/o abuso sexual.
• Ser protegido contra el maltrato.

Debes empezar a valorar estos derechos, comprendiendo lo importantes que son para ti. Conversa sobre tus derechos con tus padres, pregúntales sobre las dudas que te hayan surgido, y nunca te quedes callado cuando alguno de tus derechos sea desconocido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here