Vinos, pasteles, fruta y verdura, cervezas, cuadros, láminas, muebles, cosmética… absolutamente todo lo podemos encontrar en Granada y lo más importante: producido en Granada. 

Hoy más que nunca nos preocupan dos temas, la economía y el Planeta; y cuando hablamos de comercio justo lo planteamos con ese intercambio socio-económico con países menos desarrollados económicamente, pero nos olvidamos de los principios en los que se sustenta la economía responsable y ética: 

  • Trabajo, en rechazo a los subsidios y ayudas asistenciales
  • Rechazo a la explotación infantil
  • Trabajo con dignidad respetando los Derechos Humanos
  • Un precio justo
  • Calidad y producción sostenible
  • Cuidado del medio ambiente
  • Evitar intermediarios entre productores y consumidores
  • Información sobre el origen del producto

¿Pero y el comercio de cercanía? ¿se puede encontrar dentro de las premisas y principios del comercio justo? un rotundo SI. Con esto no queremos expresar que haya que rechazar la producción de cooperativas, artesanos y artesanas de otros países que actúan bajo estos principios, pero si proponer alternativas y acercar a los productores locales para evitar grandes intermediarios, grandes distancias con el transporte, darle pie a las grandes superficies para que manipulen los precios a su antojo, etc. 

Hemos entrado en una crisis económica, nuestro hermano, nuestra madre, nuestro vecino o cuñada se ha quedado sin trabajo, cobrando en el mejor de los casos una ayuda o subsidio; miles de autónomos se han visto obligados a dejar su trabajo porque no pueden hacer frente a los pagos y seamos sinceros: este es el principio de una grave caída económica que como siempre llevará graves consecuencias negativas sobre personas, pero también es el momento de que miremos a quién compramos, de que movilicemos la economía de nuestra tierra de una forma responsable y constructiva. 

El Ribera del Duero es un vino exquisito… ¿pero no tenemos vinos de producción propia en las Alpujarras? el donuts está muy bueno… pero ¿y una docenita de piononos? ¿o unos pasteles de las hermanas clarisas de Chauchina? la cerveza alemana es maravillosa ¿pero y la Sacromonte o la Al-andalus de Lanjarón? ¡Si! tenemos vinos, cervezas, pasteles… y también tenemos espárragos de la Vega, fruta del Valle de Lecrín, licores, jabones y hasta una bebida de dioses hidromiel La Runa y cosméticos elaborados con plantas de la Sierra, de nuestra Sierra.

¿Qué nos mueve a comprar una mermelada envasada en Valladolid en vez de una producida con frutas y verduras de nuestra tierra y producida en nuestra tierra? mermelada de peras al vino, de plátano, de pimientos, de naranja con chocolate…  la Pauleña una fábrica de conservas en Padul, artesanal, familiar, con productos de calidad. Y al igual que hablamos de mermeladas para los amantes de los dulces podemos hablar de chocolates o incluso de café.

Es necesario y casi obligatorio que compremos en la tienda de nuestro barrio, esa que ha estado abierta durante todo el confinamiento provocado por el virus, esa que tiene productos nuestros, de agricultores de la Vega, el pan de Alfacar, la mermelada de Padul o la cerveza artesanal; porque son nuestra gente las que ahora necesitan ayuda y la mejor colaboración que podemos hacer es activar el comercio y la economía local porque así estaremos ayudando y colaborando de forma justa, ecológica y solidaria.

Con esta premisa, desde revistaloa.com vamos a sacar artículos periódicos de productores y comercios de de Granada con el fin de darlos a conocer dentro y fuera de Granada. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here