“Me niego a sumarme al bochorno que es rendir homenaje a un tarado como Blas Infante, y menos a la inexistente patria Andaluza”

 

G.G. de Polavieja

Estas son las palabras que publicaba en las redes sociales Gonzalo García de Polavieja (ese apellido me suena mucho). En una pequeña frase expresa con toda claridad el nivel humano y social que tiene; el político mejor lo dejo aparte. 

 

Cuando no se tienen ideas, no se sabe debatir, ni existe una base cultural, la mejor manera de hacerse ver es insultando y hablando sin saber hasta que suene la campana. Hay personas que necesitan notoriedad, aunque sea a través de la mentira y la necedad (según la RAE, “necedad”: que insiste en los propios errores o se aferra a ideas o posturas equivocadas, demostrando con ello poca inteligencia). 

La postura de Vox con los símbolos es bien sabida por todos: piden o exigen respeto. Y comparto esa postura: las banderas representan a un pueblo, los escudos representan una identidad, las personas y personajes históricos son en la mayoría de los casos representantes de ideas y actos que merecen la pena ser recordados. Uno puede o no estar de acuerdo con una ideología, pero lo que no puede hacer de ninguna manera es ofender y mentir, esgrimir bulos, intentar dirigir la opinión y tratar de radicalizar posturas que se apartan del sentido democrático, porque eso sólo lleva al odio… A no ser que sea eso lo que se busque: crispar a la sociedad y patrocinar el enfrentamiento una vez más. 

 La ofensa a los símbolos es la ofensa a lo que representan. Y D. Blas Infante, aparte de una persona inteligente y culta, fue, es y debe ser un referente para los andaluces por ese profundo amor hacia esta tierra, su cultura y la naturaleza de sus gentes, humano. Un amor que le llevó a la muerte a través del asesinato por fusilamiento, no fallecimiento. 

Se ofende a Andalucía y a los andaluces si se ofende a quien la defendió. Se ofende a Andalucía si se denigra e insulta a quién derramó su sangre por la defensa de la igualdad y de las personas. Se ofende a Andalucía si se ofende de manera ruin y rastrera a nuestra identidad histórica y cultural.  

Muchos han sido los colectivos que han alzado su voz para denunciar estas palabras de Gonzalo García de Polavieja insultando al difunto por asesinato (buen acto de valentía insultar a un muerto), pero desde el equipo de redacción de la Revista Loa queremos hacer especial hincapié en las declaraciones de D. Estanislao Naranjo Infante, nieto de D. Blas Infante, a través del presente comunicado transmitido a través del Centro de Estudios Históricos de Andalucía. 

«Reproducimos el anuncio que Estanislao Naranjo Infante ha hecho público en respuesta al desafortunado comentario que el concejal García de Polavieja ha vertido sobre Blas Infante en las redes sociales. Desde el CEHA, nuestro apoyo a Estanislao y a toda la familia Infante.Y, desde el CEHA, recalcar que las descalificaciones a Blas Infante por la defensa de sus ideas andalucistas también pueden entenderse como un agravio contra Andalucía. «

A las güenas tardes,que decimos en mi pueblo (Lora del Río, provincia de Sevilla, el Municipium Flavium Axatianum del reinado de Caesar Augustus Titus Flavius Vespasianus, conocido como el emperador Vespasiano, por si no le suena a alguien).

No suelo escribir en estos foros y menos hablar de temas personales, pero tengo que reconocer que el hecho de que Don Gonzalo García de Polavieja haya calificado a mi abuelo de «tarado», es decir, «Que padece tara física o psíquica» ha colmado la tolerancia. Entiendo que no se refiere a ninguna tara física , ya que deficiencia física no tenía mi abuelo hasta que le pegaron unos pocos de tiros de pistola la noche del 10 de Agosto de 1.936.

Entiendo que se refiere, por tanto a taras psíquicas. Considerar que tiene taras psíquicas alguien que aprueba la carrera de Derecho en dos años, por libre y con sobresaliente y que a los seis meses es notario por oposición (nada evidentemente regalado) siendo de la carrera jurídica, como lo es el concejal, cuyas notas espero ver en el juzgado por si supera este curriculum, es, a mi entender, una infracción contra el Derecho al Honor de mi abuelo.

Y como la defensa de tal honor corresponde a sus familiares, y yo lo soy, al igual que todos mis primos, que están de acuerdo conmigo, por vía civil, presentaremos demanda por intromisión del derecho al honor, contra el referido concejal.»

Estanislao Naranjo Infante

D. BLAS INFANTE

ASESINADO POR DEFENDER A LOS ANDALUCES

Compartir
Artículo anteriorSe sabía
Artículo siguienteFotoreportaje: La vida en la mar.
Paco Sanmartin
- Presidente de la Asociación Libre Ocio Aljamía - Director y editor de Revista LOA -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here