Aceite de argán: el oro del desierto de Marruecos

0
117

El aceite de Argán, también famoso como oro del desierto, es un producto cosmético y comestible que se obtiene tras un proceso de secado de los frutos del árbol de Argán (Argania spinosa) expuestos al sol. Una vez secos, se extrae la semilla de la almendra manualmente y pasa a prensarse en frío.

El árbol de Argán, que se llama, “Argania Spinosa” viene de la familia de las sapotáceas y existe desde hace miles de años. Puede alcanzar los 10 metros de altura y vivir de 150 a 200 años. … El árbol de Argán solo crece en los bosques situados en la zona suroeste de Marruecos.

El fruto de argán es ovoide, de color verde amarillento y de tamaño entre 1,5 y 3 centímetros de longitud, por 1 y 1,5 de ancho. Tiene un sabor amargo y en algunas regiones se come amargo. En su interior contiene una almendra dura que se llama “nuez de argán” que es la semilla.

Se recogen los frutos maduros del suelo en los bosques de argán. Luego, se deja secar al sol en un lugar limpio y seco hasta obtener un color marrón oscuro uniforme. Durante el secado de los frutos estos sueltan un agradable aroma.

Una vez secos, se guardan en sacos de fibras naturales y se almacenan en un lugar limpio y seco.

Existen diferentes métodos de extracción del aceite entre el modo tradicional y el modo utilizado por las cooperativas.

Método tradicional

Es un método que necesita muchas horas, podía llegar hasta 20 horas para preparar un solo litro de aceite de argán.

Se rompen, las nueces que se obtienen de los frutos maduros y desde allí se recogen las semillas, que se tuestan en platos de barro cuando es para la dieta.

Después de la obtención de una pasta marrón, se aplasta con una piedra de molino y se mezcla con agua templada, desde la cual se forma una masa húmeda que se prensa a mano, entonces se extrae el aceite.

Método utilizado en las cooperativas

Se utilizan máquinas que eliminan la piel y la pulpa, y se usan tostadoras de gas. Con el avance de las técnicas, preparar un litro de aceite de argán costaba hasta cinco veces menos que el método anterior.

El aceite de argán, es un potente antioxidante, al ser rico en tocoferoles, permite realizar bien la digestión, al aumentar la concentración de pepsina, ayuda a la mejora del funcionamiento hepático. Ayuda a reducir la absorción del colesterol en el intestino gracias a su contenido de espinasterol.
    
 Es recomendable para hidratar el cabello, aportándole brillo y suavidad y para las uñas, asimismo, es ideal como hidratante corporal.
Apto para pieles grasas con tendencia acnéica, no engrasa y penetra fácilmente en la piel.

Es cicatrizante, por lo que es recomendable para ayudar a la cicatrización de quemaduras y heridas, así como para la prevención y disminución de estrías.
 El aceite de Argán es ideal para eliminar y prevenir los signos del envejecimiento cutáneo.

Es muy adecuado para calmar las irritaciones cutáneas.

Por lo que es muy utilizado en cosmética.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here