El pasado 6 de enero fue uno de los días más intensos del año, para los niños y para los no tan niños. Y es que en España, el día de reyes, es una ocasión única y especial, un día en el que muchos recibimos regalos y también damos. No es necesario que sean grandes regalos, los pequeños detalles también cuentan, y es que mientras se pase con familia o amigos, no hace falta nada más. Pero… ¿y si nos vamos a otras partes del mundo? ¿Cómo lo celebran? ¿Existen allí los reyes magos?

Empecemos por la historia de nuestros queridos Melchor, Gaspar y Baltasar. La tradición cristiana cuenta que estos tres personajes eran sacerdotes eruditos del Antiguo Oriente, que tras el nacimiento de Jesús de Nazaret, acudieron a rendirle homenaje, guiados por una estrella, con tres regalos sin igual: oro, incienso y mirra. En los primeros documentos escritos e icónicos sobre los reyes, no se especificaba que fueran tres, incluso había indicios de que pudieran ser doce como los apóstoles. Finalmente se dictó que eran tres, uno por cada regalo, y que aunque no fueran reyes de ningún reino, si que eran personajes pudientes en la época. 

ESPAÑA

En nuestro país la tradición entorno a los reyes vendría del S.XIX d.C. cuando se convirtió en una fiesta “infantil”, la noche anterior a la Epifanía. Después llegaron las cabalgatas en 1866. ¿Cómo se celebra actualmente? Por norma general en todas las casas, los niños escriben sus cartas a los reyes y las meten en el buzón. El 5 de enero, se deja un cuenco con leche (para los camellos) y unas galletas, bombones o chocolate (para los reyes), aunque esto depende de cada casa. El árbol se deja encendido y con la estrella arriba para que los reyes se guíen y depositen sus regalos en el lugar correcto, por último se dejan unos zapatos o calcetines bajo el árbol, pertenecientes a cada miembro de la familia. A la mañana siguiente, todo es sorpresas y emoción ¿Acaso hay algo mejor que recibir y dar regalos a tus personas queridas? Para terminar, se come el típico Roscón de Reyes, un bollo elaborado con una masa dulce adornado con fruta confitada, que contiene una figurita dentro y un haba, aquel que encuentre el haba paga el roscón.

CENTRO EUROPA: BÉLGICA, AUSTRIA, POLONIA Y ALEMANIA

Con la evangelización del continente europeo, se compartieron gran cantidad de historias, pero una de ellas fue la que habla sobre la llegada de tres sabios a Belén. Es por eso, que en estos países se conserva cierta tradición sobre los reyes, aunque bastante alejado de lo que se conoce en España.

En Alemania por ejemplo, solo se celebra en tres de los dieciséis estados federales, en la Alemania más católica. En estas tierras norteñas, la tradición consiste en una serie de acciones benéficas, donde los niños vestidos de reyes magos (Sternsinger), tocan las puertas de sus vecinos pidiendo donaciones para los más necesitados, con gran ambiente musical. En Austria siguen la misma tendencia, cantando a cambio de donativos para los necesitados.

En Bélgica es bastante parecido, los niños van cantando de casa en casa la canción de “Los Tres Reyes” y reciben a cambio monedas o dulces. Ese día también comen Roscón de Reyes, quién encuentra el haba o figurita, es el rey de la casa por un día.

 

El lugar de menor celebración pero que aún así reconocen el 6 de Enero como festividad, es Polonia. En este país, el día de reyes es un día de misa de tarde para bendecir sus hogares y protegerlos, muchos escriben en sus puertas C+M+B= (año actual), que aun pareciendo un cálculo matemático quiere decir Christus Mansionem Benedicat, Jesús bendiga este hogar.

HISPANOAMÉRICA 

Al otro lado del charco, no es raro ver que las costumbres de España están fielmente instauradas, y es que tras la colonización, algunos países como Argentina, México, República Dominicana, Puerto Rico, Paraguay y Uruguay adquirieron estas tradiciones. 

En México, una de las diferencias principales está en el postre por excelencia. Este se degusta en la víspera del día de reyes, en lugar del 6 de Enero. El afortunado o desafortunado que encuentre la sorpresa del roscón, tendrá que invitar a comer tamales y atole el 2 de febrero, día de la Candelaria.

 

¿Porque en vez de dar de comer a los reyes, no se le da un buen trozo de césped a los camellos? En Puerto Rico, lo saben bien y es que en este país los niños recogen grama por el campo, la colocan en una cajita debajo de su cama y por la mañana encuentran en su lugar todos sus regalos.

En Paraguay y Chile, la tradición varía bastante, allí aún se celebra la Pascua de los Negros, una festividad que nacería durante la colonización, debido a que este día era festivo para los esclavos. Hoy en día aún se celebran festivales llenos de música, colores y diversión.

Esta bonita tradición que tanto nos agrada a los españoles, fuera de lo que pueda parecer, no está destinada a desaparecer, al contrario; con la globalización y el consumo de masas, nada viene mejor que otra festividad más para gastar y comprar regalos. Al igual que cada vez más, en los hogares españoles se celebra Papá Noel o Santa Claus ¿Te han gustado las tradiciones? ¿Incluirías alguna en el día de reyes en España? Quizás no estaría mal aprender de los Alemanes y hacer donativos a los más desfavorecidos, pero esto es solo una idea. El debate queda abierto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here